Ley 902 de 2004
  
 

LEY 902 DE 2004

(julio 26)

Diario Oficial No. 45.622, de 27 de julio de 2004

RAMA LEGISLATIVA - PODER P�BLICO

Por la cual se adicionan algunos art�culos de la Ley 388 de 1997 y se dictan otras disposiciones.

EL CONGRESO DE COLOMBIA

DECRETA:

ART�CULO 1o. El art�culo 15 de la Ley 388 de 1997 quedar� as�:

Art�culo 15. Normas urban�sticas. Las normas urban�sticas regulan el uso, la ocupaci�n y el aprovechamiento del suelo y definen la naturaleza y las consecuencias de las actuaciones urban�sticas indispensables para la administraci�n de estos procesos. Estas normas estar�n jerarquizadas de acuerdo con los criterios de prevalencia aqu� especificados y en su contenido quedar�n establecidos los procedimientos para su revisi�n, ajuste o modificaci�n, en congruencia con lo que a continuaci�n se se�ala.

En todo caso los municipios que integran �reas metropolitanas deber�n ajustarse en su determinaci�n a los objetivos y criterios definidos por la Junta Metropolitana, en los asuntos de su competencia.

1. Normas urban�sticas estructurales

Son las que aseguran la consecuci�n de los objetivos y estrategias adoptadas en el componente general del plan y en las pol�ticas y estrategias de mediano plazo del componente urbano. Prevalecen sobre las dem�s normas, en el sentido de que las regulaciones de los dem�s niveles no pueden adoptarse ni modificarse contraviniendo lo que en ellas se establece, y su propia modificaci�n solo puede emprenderse con motivo de la revisi�n general del plan o excepcionalmente a iniciativa del alcalde municipal o distrital, con base en motivos y estudios t�cnicos debidamente sustentados. Por consiguiente, las normas estructurales incluyen, entre otras:

1.1 Las que clasifican y delimitan los suelos, de acuerdo con lo establecido en el Cap�tulo IV de esta ley.

1.2 Las que establecen �reas y definen actuaciones y tratamientos urban�sticos relacionadas con la conservaci�n y el manejo de centros urbanos e hist�ricos; las que reservan �reas para la construcci�n de redes primarias de infraestructur a vial y de servicios p�blicos, las que reservan espacios libres para parques y zonas verdes de escala urbana y zonal y, en general, todas las que se refieran al espacio p�blico vinculado al nivel de planificaci�n de largo plazo.

1.3 Las que definan las caracter�sticas de las unidades de actuaci�n o las que establecen criterios y procedimientos para su caracterizaci�n, delimitaci�n e incorporaci�n posterior, incluidas las que adoptan procedimientos e instrumentos de gesti�n para orientar, promover y regular las actuaciones urban�sticas vinculadas a su desarrollo.

1.4 Las que establecen directrices para la formulaci�n y adopci�n de planes parciales.

1.5 Las que definan las �reas de protecci�n y conservaci�n de los recursos naturales y paisaj�sticos, las que delimitan zonas de riesgo y en general, todas las que conciernen al medio ambiente, las cuales en ning�n caso, salvo en el de la revisi�n del plan, ser�n objeto de modificaci�n.

2. Normas urban�sticas generales

Son aquellas que permiten establecer usos e intensidad de usos del suelo, as� como actuaciones, tratamientos y procedimientos de parcelaci�n, urbanizaci�n, construcci�n e incorporaci�n al desarrollo de las diferentes zonas comprendidas dentro del per�metro urbano y suelo de expansi�n. Por consiguiente, otorgan derechos e imponen obligaciones urban�sticas a los propietarios de terrenos y a sus constructores, conjuntamente con la especificaci�n de los instrumentos que se emplear�n para que contribuyan eficazmente a los objetivos del desarrollo urbano y a sufragar los costos que implica tal definici�n de derechos y obligaciones.

En raz�n de la vigencia de mediano plazo del componente urbano del plan, en ellas tambi�n debe establecerse la oportunidad de su revisi�n y actualizaci�n e igualmente, los motivos generales que a iniciativa del alcalde permitir�n su revisi�n parcial. En consecuencia, adem�s de las regulaciones que por su propia naturaleza quedan contenidas en esta definici�n, hacen parte de las normas urban�sticas:

2.1 Las especificaciones de aislamientos, volumetr�as y alturas para los procesos de edificaci�n.

2.2 La determinaci�n de las zonas de renovaci�n, conjuntamente con la definici�n de prioridades, procedimientos y programas de intervenci�n.

2.3 La adopci�n de programas, proyectos y macroproyectos urbanos no considerados en el componente general del plan.

2.4 Las caracter�sticas de la red vial secundaria, la localizaci�n y la correspondiente afectaci�n de terrenos para equipamientos colectivos de inter�s p�blico o social a escala zonal o local, lo mismo que la delimitaci�n de espacios libres y zonas verdes de dicha escala.

2.5 Las especificaciones de las redes secundarias de abastecimiento de los servicios p�blicos domiciliarios.

2.6 Las especificaciones de las cesiones urban�sticas gratuitas, as� como los par�metros y directrices para que sus propietarios compensen en dinero o en terrenos, si fuere del caso.

2.7 El se�alamiento de las excepciones a estas normas para operaciones como macroproyectos o actuaciones urban�sticas en �reas con tratamientos de conservaci�n, renovaci�n o mejoramiento integral para las cuales se contemplen normas espec�ficas a adoptar y concertar, en su oportunidad, con los propietarios y comunidades interesadas, estableciendo los par�metros, procedimient os y requisitos que deben cumplirse en tales casos excepcionales.

2.8 Las dem�s previstas en la presente ley o que se consideren convenientes por las autoridades distritales o municipales.

3. Normas complementarias

Se trata de aquellas relacionadas con las actuaciones, programas y proyectos adoptados en desarrollo de las previsiones contempladas en los componentes general y urbano del plan de ordenamiento, y que deben incorporarse al Programa de ejecuci�n que se establece en el art�culo 18 de la presente ley. Tambi�n forman parte de este nivel normativo, las decisiones sobre las acciones y actuaciones que por su propia naturaleza requieren ser ejecutadas en el corto plazo y todas las regulaciones que se expidan para operaciones urbanas espec�ficas y casos excepcionales, de acuerdo con los par�metros, procedimientos y autorizaciones emanadas de las normas urban�sticas generales. Entre otras, pertenecen a esta categor�a:

3.1 La declaraci�n e identificaci�n de los terrenos e inmuebles de desarrollo o construcci�n prioritaria.

3.2 La localizaci�n de terrenos cuyo uso es el de vivienda de inter�s social y la reubicaci�n de asentamientos humanos localizados en zonas de alto riesgo.

3.3 Las normas urban�sticas espec�ficas que se expidan en desarrollo de planes parciales para unidades de actuaci�n urban�stica y para otras operaciones como macroproyectos urbanos integrales y actuaciones en �reas con tratamientos de renovaci�n urbana o mejoramiento integral, que se aprobar�n de conformidad con el art�culo 27 de la presente ley.

PAR�GRAFO. Las normas para la urbanizaci�n y construcci�n de vivienda no podr�n limitar el desarrollo de programas de vivienda de inter�s social, de tal manera que las especificaciones entre otros de loteos, cesiones y �reas construidas deber�n estar acordes con las condiciones de precio de este tipo de vivienda.

PAR�GRAFO 2o. Los planes de ordenamiento territorial de los municipios y distritos, no podr�n establecer usos compatibles entre servicios de alto impacto referidos a la prostituci�n y actividades afines, con usos para vivienda y dotacionales educativos. El Gobierno Nacional reglamentar� la materia en un t�rmino no mayor de sesenta (60) d�as.

ART�CULO 2o. El art�culo 28 de la Ley 388 de 1997 quedar� as�:

Art�culo 28. Vigencia y revisi�n del plan de ordenamiento. Los planes de ordenamiento territorial deber�n definir la vigencia de sus diferentes contenidos y las condiciones que ameritan su revisi�n en concordancia con los siguientes par�metros:

1. El contenido estructural del plan tendr� una vigencia de largo plazo, que para este efecto se entender� como m�nimo el correspondiente a tres (3) per�odos constitucionales de las administraciones municipales y distritales, teniendo cuidado en todo caso de que el momento previsto para su revisi�n coincida con el inicio de un nuevo per�odo para estas administraciones.

2. Como contenido urbano de mediano plazo se entender� una vigencia m�nima correspondiente al t�rmino de dos (2) per�odos constitucionales de las administraciones municipales y distritales, siendo entendido en todo caso que puede ser mayor si ello se requiere para que coincida con el inicio de un nuevo per�odo de la administraci�n.

3. Los contenidos urbanos de corto plazo y los programa s de ejecuci�n regir�n como m�nimo durante un (1) per�odo constitucional de la administraci�n municipal y distrital, habida cuenta de las excepciones que resulten l�gicas en raz�n de la propia naturaleza de las actuaciones contempladas o de sus propios efectos.

4. Las revisiones estar�n sometidas al mismo procedimiento previsto para su aprobaci�n y deber�n sustentarse en par�metros e indicadores de seguimiento relacionados con cambios significativos en las previsiones sobre poblaci�n urbana; la din�mica de ajustes en usos o intensidad de los usos del suelo; la necesidad o conveniencia de ejecutar proyectos de impacto en materia de transporte masivo, infraestructuras, expansi�n de servicios p�blicos o proyectos de renovaci�n urbana; la ejecuci�n de macroproyectos de infraestructura regional o metropolitana que generen impactos sobre el ordenamiento del territorio municipal o distrital, as� como en la evaluaci�n de sus objetivos y metas del respectivo plan.

No obstante lo anterior, si al finalizar el plazo de vigencia establecido no se ha adoptado un nuevo plan de ordenamiento territorial, seguir� vigente el ya adoptado.

5. Las autoridades municipales y distritales podr�n revisar y ajustar los Planes de Ordenamiento Territorial o sus componentes una vez vencido el per�odo constitucional inmediatamente anterior.

En las revisiones de los Planes de Ordenamiento se evaluar� por los respectivos Alcaldes los avances o retrocesos y se proyectar�n nuevos programas para el reordenamiento de los usos de servicios de alto impacto referidos a la prostituci�n y su incompatibilidad con usos residenciales y dotacionales educativos.

ART�CULO 3o. La presente ley rige a partir de la fecha de su publicaci�n, y deroga las normas que le sean contrarias.

El Presidente del honorable Senado de la Rep�blica,

GERM�N VARGAS LLERAS.

El Secretario General del honorable Senado de la Rep�blica,

EMILIO RAM�N OTERO DAJUD.

El Presidente de la honorable C�mara de Representantes,

ALONSO ACOSTA OSIO.

El Secretario General de la honorable C�mara de Representantes,

ANGELINO LIZCANO RIVERA.

REPUBLICA DE COLOMBIA - GOBIERNO NACIONAL

PUBL�QUESE Y C�MPLASE.

Dada en Bogot�, D. C, a 26 de julio de 2004.

�LVARO URIBE V�LEZ

La Ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial,

SANDRA SU�REZ P�REZ.

Acciones
Descargar PDFDescargar PDF
Propiedades
ltima modificacin:7/09/2012 12:08:08 PM
Servicios Pblicos: - Tema complementario
Publicado:27/07/2004 12:00:00 AM
Temas
    NO tiene temas.
    Enlaces Relacionados
    Ley 388 de 1997; Art. 15; Art. 28