Tribunal Administrativo No. 25 de 2009
  
 
TRIBUNAL ADMINISTRATIVO DE CUNDINAMARCA

TRIBUNAL ADMINISTRATIVO DE CUNDINAMARCA

SECCIÓN PRIMERA

SUBSECCIÓN A

 

Bogotá D.C, veintiuno (21) de mayo de 2009.

 

         Magistrado Ponente: Dr. LUIS MANUEL LASSO LOZANO.

         Ref: Exp. 250002324000200600025 - 01

Demandante. CORPORACIÓN DE RESIDENCIAS UNIVERSITARIAS, C.R.U.

Demandado: SUPERINTENDENCIA DE SERVICIOS PÚBLICOS DOMICILIARIOS

NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO

Asunto: Niega solicitud de nulidad procesal.

 

Por escrito de 19 de noviembre de 2008, la abogada Diana Cristina Palacios Novoa, apoderada de la parte actora, interpuso recurso de reposición en contra del auto de 13 de noviembre de 2008, a través del cual esta Corporación declaró desistida la prueba pericial solicitada por ésta, teniendo en cuenta el informe de Secretaría, en el que se le informó al Despacho Sustanciador del proceso que, vencido el término concedido por auto de 4 de septiembre de 2008, para que la Corporación de Residencias Universitarias C.R.U. le pagara al perito los gastos de pericia, éstos no fueron pagados (Fl. 374).

 

Asegura que los gastos de pericia se pagaron al perito el 7 de noviembre de 2008, quien tiene adelantado el dictamen y que si bien los gastos no se pagaron dentro del término que fijó el Tribunal, esto es, dentro de los 5 días siguientes a la ejecutoria del auto de 4 de septiembre de 2008, para la fecha en que se profirió el auto de 13 de noviembre de 2008, tal circunstancia de había subsanado, porque ya se habían pagado los gastos al perito.

 

Con fundamento en los anteriores planteamientos, solicita que se revoque el auto de 13 de noviembre de 2008.

 

El abogado Gabriel Rodríguez Mariño, apoderado de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá D.C., solicita al Tribunal mantener en firme el auto de 13 de noviembre de 2008, debido a que la parte actora no consignó los gastos de pericia dentro del término establecido por esta Corporación (Fl. 378).

 

De otro lado, el apoderado de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá D.C., por escrito de 4 de febrero de 2009, solicita que se decrete la nulidad del auto de 22 de enero de 2009, a través del cual se ordenó correr traslado del dictamen pericial presentado por el auxiliar de la justicia Abraham Garzón Melo, argumentando para ello que se violó el derecho constitucional fundamental al debido proceso porque no era posible correr traslado a las partes del dictamen pericial sin que se hubiera resuelto el recurso de reposición que la parte actora interpuso contra el auto de 13 de noviembre de 2008, más aún cuando para la fecha en que se presentó el dictamen, la prueba se había declarado desistida (Fls. 381 a 383).

 

Por escrito de 5 de febrero de 2009, la abogada Diana Cristina Palacios Novoa, apoderada de la parte actora, solicita al Tribunal que se pronuncie con respecto al recurso de reposición que ella interpuso, pues si bien se podría entender que al correrse traslado del dictamen presentado por el auxiliar de la justicia Abraham Garzón Melo se le dio valor probatorio, el recurso interpuesto contra el auto de 13 de noviembre de 2008 se encuentra sin resolver (Fl. 384).

 

Consideraciones de la Sala

 

Establece el artículo 140 del Código de Procedimiento Civil en el numeral 7, que el proceso es nulo en todo o en parte “Cuando es indebida la representación de las partes. Tratándose de apoderados judiciales esta causal sólo se configurará por carencia total de poder para el respectivo proceso”, sin embargo, de acuerdo al numeral 3 de artículo 144 ibídem, la aludida causal de nulidad es saneable “Cuando la persona indebidamente representada, citada o emplazada, actúa en el proceso sin alegar la nulidad correspondiente.”.

 

Por su parte el artículo 143 ibídem, establece en el inciso tercero que “La nulidad por indebida representación o falta de notificación o emplazamiento en legal forma, sólo podrá alegarse por la persona afectada.”.

 

A su vez, el Código de Procedimiento Civil consagra en el numeral 5 del artículo 97 que El demandado, en el proceso ordinario y en los demás que expresamente se autorice, dentro del término de traslado de la demanda podrá proponer las siguientes excepciones previas: (…) 5. Incapacidad o indebida representación del demandante o del demandado.” (Negrillas fuera de texto).

 

El H. Consejo de Estado, al efectuar el estudio de la causal de nulidad consagrada en el numeral 7 del artículo 140 del Código de Procedimiento Civil expresó:

 

“La indebida representación es hecho constitutivo de excepción previa y de causal de nulidad procesal; no es causa para recurrir.  En efecto: Como excepción previa está prevista la indebida representación, en el C. P. C. (Art. 97 num.5).  En los procesos ejecutivos, a diferencia de los ordinarios, dicha excepción puede proponerla el ejecutado dentro de los diez días siguientes a la notificación al mandamiento de pago (Art. 509 num. 1º C. P. C). Como causal de nulidad la indebida representación está reglada en el numeral 7º del artículo 140 del C .P. C., siempre y cuando y tratándose de apoderados judiciales sólo se configura “por carencia absoluta de poder”. La indebida representación sólo puede ser alegada por la persona afectada. Dice la ley que “La nulidad por indebida representación o falta de notificación o emplazamiento en legal forma, sólo podrá alegarse por la persona afectada (inc. 3º Art. 143 del C. P.C).”[1]

 

En el asunto bajo estudio la Sala estima que la solicitud de nulidad procesal propuesta por el apoderado de Corbanca deberá ser despachada desfavorablemente por las razones que a continuación se expresan.

 

Manifiesta el apoderado de Corbanca, como fundamento de su solicitud de nulidad, la circunstancia de que el señor Abimael Medina Vélez, para el momento de la interposición de la demanda no era el representante legal de Corbanca y, en esa medida, no se encontraba legitimado para otorgarle poder al abogado Donaldo Jinette Escorcia para demandar los actos acusados en representación de Corbanca.

 

Sin embargo, para esta Sala, la actuación procesal escogida por el abogado William Rojas Velásquez, en el sentido de pedir la nulidad de todo lo actuado dentro del proceso no es la procedente, pues de acuerdo con las normas y al aparte jurisprudencial trascritos, el que se acoge en su integridad, solo quien se considere indebidamente representado puede solicitar la nulidad de lo actuado, lo que no sucede en el presente asunto, pues, en principio, el señor Medina Vélez, está legitimado para solicitar la nulidad de los actos demandados y, en esa medida, la parte demandante está debidamente representada al haberse conferido poder por quien ostentaba la calidad de representante legal de Corbanca antes de que la Superintendencia Solidaria de Colombia ordenara la toma de posesión, como también se encuentra debidamente representado el Agente Liquidador de Corbanca, por ser el actual representante legal de la misma y tercero con interés directo en el resultado del proceso.

 

Al no resultar procedente la solicitud de nulidad, este Tribunal la despachará desfavorablemente.

 

Decisión

 

En mérito de lo expuesto, el TRIBUNAL ADMINISTRATIVO DE CUNDINAMARCA, SECCIÓN PRIMERA, SUBSECCIÓN A,

 

RESUELVE

 

PRIMERO.- DENIÉGUESE la solicitud de nulidad elevada por el abogado William Rojas Velásquez, por las razones expuestas en la parte motiva de esta providencia.

 

SEGUNDO.- Ejecutoriado el presente auto vuelva el expediente al Despacho de origen con el fin de que se resuelva lo que en derecho corresponda.

 

NOTIFÍQUESE Y CÚMPLASE

Aprobado en Sala realizada en la fecha. Acta No.      .-

 

 

 

 

 

 

 

LUIS MANUEL LASSO LOZANO                               WILLIAM GIRALDO GIRALDO

 

 

 



[1] Consejo de Estado, Sección Tercera, providencia de 8 de noviembre de 1999, Exp. 16956, M.P. María Elena Giraldo Gómez.

Acciones
Descargar PDFDescargar PDF
Propiedades
Última modificación:18/03/2010 06:49:33 PM
Servicios Públicos: - Tema complementario
Publicado:21/05/2009 11:34:00 AM
Temas
    NO tiene temas.