| www.superservicios.gov.co | INICIO | Contáctenos | Suscripción | Ingresar |
               
Base Juridica
Navegación

Google

La Web Base Documental Juridica
Búsqueda avanzada
Palabra clave
Título
Tipo
Entidad
Fecha de Expedición (aaaa-mm-dd)
Desde
Hasta
Año
Número
Servicio
 
 Concepto MAVDT 156462 de 2010
  
 
CTO_MAVDT_156462_2010

CONCEPTO 156462 DE 2010

(enero 4)

<Fuente: Archivo interno entidad emisora>

MINISTERIO DE AMBIENTE, VIVIENDA Y DESARROLLO TERRITORIAL

Bogotá, D.C.

Doctor

WILSON EDUARDO RODRIGUEZ VELANDIA

Subdirector de Silvicultura, Flora y Fauna Silvestre

Carrera 6 No. 14-98 Pisos 2, 5, 6, 7 y 9 Bloque A Ciudad

ASUNTO: Su consulta con radicado de este Ministerio No. 4120-E1-156462 del 1 de diciembre de 2010

Remitido a ésta oficina por la Dirección de Desarrollo Sectorial Sostenible mediante memorando con radicado 2200-4-156462 del 9 de diciembre de 2010.

En atención al oficio de su asunto, sobre el interrogante relacionado con el registro de generadores de residuos peligrosos, damos respuesta en los siguientes términos:

Conforme al articulo 10 del Decreto 4741 de 2005 es obligación del generador de residuos peligrosos registrarse ante la autoridad ambiental competente por una sola vez y mantener actualizada la información de su registro anualmente.

En desarrollo de lo dispuesto en el Decreto 4741 de 2005 se expidió la Resolución 1362 de 2007, la cual define en el artículo 1 el registro como el instrumento de captura de información, con la finalidad de contar con información normalizada, homogénea y sistemática sobre la generación y manejo de residuos o desechos peligrosos originados por las diferentes actividades productivas y sectoriales del país.

El artículo 2 de la Resolución 1362 de 2007, reitera la obligación de todas las personas naturales o _jurídicas, públicas o privadas que desarrollen cualquier tipo de actividad que genere residuos o desechos peligrosos, de solicitar la inscripción en.el Registro de Generadores de Residuos o Desechos Peligrosos, mediante comunicación escrita dirigida a la autoridad ambiental de su jurisdicción.

Conforme al artículo 6 ibídem, los generadores de residuos o desechos peligrosos deben solicitar su inscripción en el registro, diligenciar la información del registro y llevar a cabo su actualización, ante la autoridad ambiental en cuya jurisdicción se encuentre localizado el establecimiento o la instalación generador(a) de residuos o desechos peligrosos.

De otra parte, en materia ambiental la Ley 99 de 1993 prevé que los grandes centros urbanos cuya población sea igual o superior a un millón de habitantes ejercerán las mismas funciones atribuidas a las Corporaciones Autónomas regionales dentro del perímetro urbano, en lo que fuere aplicable al medio ambiente urbano(1).

Así las cosas, la Secretaría Distrital de Ambiente como administradora de los recursos naturales renovables tiene la competencia para otorgar las licencias, permisos, concesiones y demás autorizaciones ambientales llevar el registro de generadores de residuos peligrosos del perímetro urbano del Distrito Capital, ahora bien, sobre la competencia para realizar su inscripción en el registro de generadores, se considera que no podría inscribirse, en consonancia con el artículo 209 de la Carta Política de 1991 que establece:

"Artículo 209. Principios de la Función Pública. La función administrativa está al servicio de las intereses generales y se desarrolla con fundamento en los principios de igualdad, moralidad, eficacia, economía, celeridad, imparcialidad y publicidad, mediante la descentralización, la delegación y la desconcentración de funciones"

Para entrar a definir la autoridad competente, para efectuar el registro cuando el generador de residuos peligrosos, es la Secretaría Distrital de Ambiente, se tiene que el elemento facultativo de las actuaciones de una autoridad administrativa es la competencia, sobre la cual recae el fundamento del ejercicio de sus actividades.

La doctrina al referirse a la competencia, desde la perspectiva activa la define como "la aptitud o autorización que tiene todo funcionario u organismo estatal para ejercer las funciones y la autoridad que le han sido asignadas, dentro de circunstancias objetivas y subjetivas señaladas en la Constitución, la ley o el reglamento, y sólo dentro de ellas"(2); -a contraria sensu- desde el punto de vista pasivo es entendida como "el conjunto de asuntos que a toda autoridad pública le esta atribuido por la Constitución, la ley o el reglamento, para que actúe o provea en orden a la atención de los mismos, como forma de delimitar el poder dado a toda funcionario u organismo estatal(3)." Según Mora Caicedo y Rivera Martínez, la competencia está fundamentada en tres principios básicos a saber. "Es expresa, porque debe emanar de la Constitución Nacional, tratados, leyes y reglamentos,- es improrrogable e índelegable porque hállese (sic) establecida en interés público y surge de una norma estatal, no de la voluntad de los administrados, ni del órgano institución, 17 del órgano individuo; es irrenunciable, es decir indeclinable"(4) (Negrillas fuera del texto original).

Entre las características más significativas de la competencia y en relación con que sea expresa, se debe tener en cuenta su taxatividad, la cual en palabras del profesor Luis Enrique Berrocal "aparece señalada de manera precisa, tanto en su objeto como en las circunstancias que la determinan, respecto de quienes ejercen funciones públicas"(5). La regla general en torno a la competencia es que se encuentra señalada de forma discriminada y puntual en el ordenamiento jurídico, no obstante y a manera de excepción, puede otorgarse de forma implícita tal y como sucede con las competencias residuales.

En materia jurisprudencia', La Sección Tercera del Consejo de Estado, mediante sentencia del ocho de junio de 2000, No. Radicación 16973, Consejero Ponente Dr. Alier Eduardo Hernández, manifestó en atención al asunto de las competencias:

"(...)en un Estado de derecho, como el nuestro, no existen poderes implícitos ni competencias deducibles por analogía, circunstancias que desvirtúan su esencia; que el eiercicio de ás potestades públicas conferido por el ordenamiento lurídico a determinada autoridad es indeleqable e intransferible, salvo norma que lo autorice expresamente; y, finalmente, que las potestades públicas no son negociables ni transigibles, por cuanto constituyen manifestación directa de la naturaleza soberana del Estado" (Subrayado y negrillas fuera del texto original).

De acuerdo con lo anterior y, teniendo en cuenta que no existe de manera expresa en la normatividad vigente, la asignación de la competencia para conocer y tramitar la inscripción en el registro de generadores de residuos peligrosos cuando el generador es la autoridad ambiental dentro del perímetro urbano, en los términos previstos del artículo 66 de la Ley 99 de 1993; se considera que compete al Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial conocer de estas solicitudes, en consonancia con lo previsto en el artículo 63 (6) de la Ley 99 de 1993, que trata sobre la cláusula general de competencia, y en razón de ésta, este Ministerio ejerce en relación con el medio ambiente y los recursos naturales renovables, las funciones que no hayan sido expresamente atribuidas a otra autoridad.

Así las cosas y de acuerdo con la normatividad expuesta, éste Ministerio está facultado legalmente para efectuar la inscripción en el registro que como generador de residuos peligrosos requiere tramitar la Secretaría Distrital de Ambiente.

Sobre el "acompañamiento para las (sic) obtención de las respectivas autorizaciones para el manejo del arbolado presente en dicho centro (...)" se ha remitido su oficio a la Dirección de Ecosistemas del Ministerio para el respectivo pronunciamiento.

El presente concepto se emite en los términos del artículo 25 del Código Contencioso Administrativo.

Cordialmente,

JUAN CAMILO BEJARANO BEJARANO

Jefe Oficina Asesora Jurídica

JHON MARMOL MONCAYO

Director de Licencias, Permisos y Trámites Ambientales

CESAR BUITRAGO GOMEZ

Director de Desarrollo Sectorial

NOTAS AL FINAL:

1. Articulo 66 Ley 99 de 1993

2. Manual del acto administrativo, Luis Enrique Berrocal Guerrero, libreria ediciones del profesional, cuarta edición, página 49, octubre de 2005,

3. Ibidem

4. Derecho administrativo.y procesal administrativo, Esteban Mora Caicedo y Alfonso Rivera Martinez, editorial Leyer, séptima edición, página 146, abril de 2004.

5. Ibídem

6. Cláusula general de competencia. Además de las otras funciones que le asignen la Ley o los reglamentos, el Ministerio del Medio Ambiente ejercerá, en lo relacionado con el medio ambiente y los recursos naturales renovables, las funciones que no hayan sido expresamente atribuidas por la Ley a otra autoridad.

Acciones
Descargar PDFDescargar PDF
Ver documento en pantalla completaPantalla Completa
Propiedades
Última modificación:3/08/2012 01:24:35 PM
Servicios Públicos: - Tema complementario
Publicado:11/07/2012 01:10:00 PM
 
Problema Jurídico:
Desarrollo Sectorial Sostenible.
Temas
    NO tiene temas.
    Derechos reservados de la SSPD. Desarrollado por

    Enlaces de interés: CRA | CREG | MME | MAVDT

    Documentación Jurídica procesada por Avance Jurídico Casa Editorial Ltda para la SSPD hasta diciembre de 2009.
    Documentación Jurídica procesada por la Oficina Jurídica de la SSPD a partir de Enero de 2010.
    ISSN 1900-3250 "Compilación sobre Disposiciones Legales Aplicables a los Servicios Públicos Domiciliarios (On-line)"